Sunday, July 10, 2005

Somos pocos, como para estar divididos.

Somos pocos, y tenemos los mismos orígenes. Nacimos de los mismos padres indígenas que soportaron la opresión ibérica, y que luego deberían unirse a sus opresores, sin embargo, creando una raza nueva que es la nuestra. Somos los hijos de los mismos padres que lucharon por la independencia de la republica, los mismos padres que escribieron cientos de páginas gloriosas a través del tiempo.


Somos 13 millones de compatriotas que habitamos en un territorio pequeño que con el tiempo se ha reducido mucho más pero que sin embargo es muy grande en nuestros corazones. Compartimos las mismas tradiciones, o acaso el país no se paraliza cuando de quemar los muñecos en el ultimo día del año se trata? O en muchas otras festividades nacionales, incluso cuando juega la selección o “el Jefferson” da clases de caminata al mundo.


Nos alegramos con los mismos tristes pasillos, san juanitos, y toda esa música “corta venas”. Acaso J.J. alguna vez interpreto alguna canción alegre no relacionada con el dolor de la vida y el amor?


Somos las mismas personas orgullosas de nuestros recursos naturales. Somos los mismos dueños del Chimborazo, el Cotopaxi, el Tungurahua, el gran río Guayas, permítanme aquí nombrar las hermosas lagunas de San Pablo, Yahuarcocha, Mojanda, y la cascada de Peguche, las ruinas incas de Ingapirca, los piqueros, tortugas, delfines, iguanas y pingüinos en las majestuosas islas Galápagos.


Hemos sido, a través del tiempo y el desarrollo, capaces de fundar ciudades netamente turisticas como Baños, Atacames, Otavalo y otras que lo están aprovechando bastantes bien, Cuenca, Quito, Guayaquil.


Hablemos de las maravillas de arte culinario que nosotros poseemos, que por cierto le extraño como muy pocas cosas aquí a la distancia. Y es que como no extrañar nuestros platos típicos, la carne colorada, bolón de verde con chicharrón, patacones, arroz con menestra, caldo de bola, llapingacho, el mote, el choclo, las chucchucaras, fritadas, yahuarlocro, el encebollado, el ceviche de concha y el de camarón, los cangrejos cocinados en tres botellas de Pilsener, los encocados en Esmeraldas y decenas de platos únicos en Manabí todos muy deliciosos.


Compartimos el mismo amor por un territorio, y queda claro que muchas veces si nos damos cuenta de esto. Así es, que gritamos juntos y cantamos juntos canciones que nos encienden y calcinan el corazón por los sentimientos que nos ligan a nuestra tierra. Como dejar de mencionar “Ni un paso atrás!” o “Si se puede!”, dos expresiones simples que nos unieron y nos sacaron adelante.


Por que el 97% de nosotros soportamos las crisis políticas, financieras y hasta judiciales, provocadas por la corrupción del 3% que nos gobierna, pero que sin embargo no nos detiene en nuestra lucha y así hayamos salido del país lo recordamos cada segundo y lo llevamos dentro de nuestro corazón. Por que nacimos en Ecuador, y eso no lo cambiaríamos por nada.


-Nita, a través de su blog ha tenido la fortuna de encontrar una amiga española que ira de visita al Ecuador, y esta semana Nita reproduce parte de una conversación mantenida con la futura visitante en la que habla de nuestra cultura, esa extraordinaria e impar forma que tenemos nosotros de vivir y relacionarnos, que nuevamente no las cambiaríamos por nada.


Estamos aquí para unirnos en esta causa de dar a conocer la calidad de gente y cosas que existen en Ecuador, gente humilde con espíritu de lucha y superación. Somos un país pequeño pero con gente de gran corazón.


Escribir todas las maravillas que nosotros tenemos y que compartidos seria muy largo, me tomaría literalmente semanas, es por eso que prefiero dejar hasta aquí la lista y simplemente decirles que la única forma de salir adelante es uniéndonos todos y compartiendo, así como compartimos las cosas antes mencionadas, los mismos ideales y objetivos. Tengamos presente en nuestra mente que somos parte de Ecuador y que si estafamos al Ecuador no estamos robando nosotros mismos y a nuestros hijos.

La unión de ideas y mentalidades enfocadas en el progreso será lo único que nos sacara adelante porque, SOMOS POCOS COMO PARA ESTAR DIVIDIDOS!