Saturday, September 17, 2005

Hugo Chávez Vs. la ONU y los EE.UU.


En esta semana que esta por concluir, el mundo político estuvo concentrado en New York, por la realización de la Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Estas cumbres que tienen como objetivo el presentar informes de cómo la ONU influye en el desarrollo de los pueblos y como cada país perteneciente a esta organización a ayudado en los objetivos propuestos. Además se trazan metas y objetivos para el mejoramiento de las condiciones de vida en el mundo a través de la aprobación de una resolución.

Sin embargo, la cumbre de este año como nos ha dejado con un pesimismo enorme y ninguna brecha para la esperanza de que se vengan mejores días en el futuro. En otras palabras esta cumbre celebrada en New York nos dejo sin razones para celebrar.

El presidente de EE.UU., George W. Bush, pidió una mayor colaboración en la lucha contra el terrorismo. El país que quiere auto elegirse como el vigilante del planeta entero, tiene un discurso que se enfoca en la confrontación entre hermanos y esquiva los argumentos cuando de declarar la guerra al hambre, a la pobreza, al calentamiento global, a la creciente brecha entre ricos y pobres, y al avance incontenible de la pandemia del sida se trata.

Ante esta situación voy a cometer talvez la imprudencia de citar el discurso de no muy popular entre mis colegas y amigos bloggeros venezolanos, presidente Hugo Chávez. Digo que talvez sea una imprudencia, porque no estoy al ciento por ciento enterado de todas las mañas políticas de este personaje en su país; no obstante, su discurso en la Cumbre fue digno de resaltar, confrontando sin miedos a la gran potencia y la ONU como organismo, y tachando a la resolución de la Asamblea como un documento “como irrito, nulo e ilegal”; he aquí unas partes que he rescatado del discurso del Presidente Chávez.

Cinco años después de la Cumbre del Milenio, la cruda realidad es que la gran mayoría de las metas diseñadas, pese a que eran ya de por sí modestísimas, no serán alcanzadas.

Pretendimos reducir a la mitad los 842 millones de hambrientos para el año 2015. Al ritmo actual la meta se lograría en el año 2215, ve a ver quién de nosotros estaríamos allí para celebrarlo, si es que la especie humana logra sobrevivir a la destrucción que amenaza nuestro medio ambiente. Habíamos proclamado la aspiración de lograr en el 2015 la enseñanza primaria universal. Al ritmo actual la meta se alcanzará después del año 2100, preparémonos pues para celebrarlo.

He aquí donde radican los principales problemas de la sociedad en general, la pobreza, el hambre y la falta de educación.



En 1974, hace 31 años adoptó la declaración y el programa de acción sobre un nuevo Orden Económico Internacional, junto con el plan de acción la Asamblea General adoptó el 14 de diciembre de aquel año 1974 la Carta de Derechos y Deberes Económicos de los Estados que concretó el Nuevo Orden Económico Internacional, siendo aprobada por mayoría aplastante de 120 votos a favor, 6 en contra y 10 abstenciones –esto era cuando se votaba en Naciones Unidas-, porque ahora aquí no se vota, ahora aquí se aprueban documentos como este documento que yo denuncio a nombre de Venezuela, como irrito, nulo e ilegal, se aprobó violando la normativa de las Naciones Unidas, ¡no es válido este documento!, habrá que discutir este documento, el Gobierno de Venezuela lo va a hacer conocer al mundo, pero nosotros no podemos aceptar la dictadura abierta y descarada en Naciones Unidas, estas cosas son para discutirlas y para eso hago un llamado muy respetuoso, a mis colegas los Jefes de Estado y los Jefes de Gobierno.

Ahora me reunía con el presidente Néstor Kirchner y bueno, yo sacaba el documento, este documento fue entregado cinco minutos antes, ¡sólo en inglés!, a nuestros delegados y se aprobó con un martillazo dictatorial, que denuncio ante el mundo como ilegal, irrito, nulo e ilegítimo.

Óiganme una cosa, señor Presidente, si nosotros vamos a aceptar esto, es que estamos perdidos, ¡apaguemos la luz y cerremos las puertas y cerremos las ventanas! Sería lo último: que aceptemos la dictadura aquí en este salón.

Las Naciones Unidas, son un organismo que supuestamente quiere expandir la democracia como sistema político que sea el pilar para un mundo de paz. Pero si en sus Asambleas no respetan el derecho de todos los países de opinar y consensuar en los planeamientos de la resoluciones aprobadas, como quieren impulsarlo en países cuyos lideres están presentes observando el monopolio existente en el que supuestamente debe ser el máximo organismo de control.



Hoy reclamamos desde los pueblos, en este caso el pueblo de Venezuela, un nuevo orden económico internacional, pero también resulta imprescindible un nuevo orden político internacional, no permitamos que un puñado de países intente reinterpretar impunemente los principios del Derecho Internacional para dar cabida a doctrinas como la "Guerra Preventiva", ¡vaya que nos amenazan con la guerra preventiva!, y la llamada ahora "Responsabilidad de Proteger", pero hay que preguntarse quién nos va a proteger, cómo nos van a proteger.

Hasta aquí las aseveraciones de Chávez son precisas cada país es soberano y debe actuar de esa forma sin presiones de países que quieren convertirse en los imperios de este siglo. Pero ojo con lo siguiente:



Yo creo que uno de los pueblos que requiere protección es el pueblo de Estados Unidos, demostrado ahora dolorosamente con la tragedia de Katrina: no tiene gobierno que lo proteja de los desastres anunciados de la naturaleza, si es que vamos a hablar de protegernos los unos a los otros; estos son conceptos muy peligrosos que van delineando el imperialismo, van delineando el intervencionismo y tratan de legalizar el irrespeto a la soberanía de los pueblos, el respeto pleno a los principios del Derecho Internacional y a la Carta de las Naciones Unidas deben constituir, señor Presidente, la piedra angular de las relaciones internacionales en el mundo de hoy, y la base del nuevo orden que propugnamos.

En este caso como lo hiciera antes en los comentarios del blog de “buen” hombre debo discrepar con las aseveraciones del Presidente Chávez, puesto que si bien fue y sigue siendo eminente la lentitud del gobierno de los EE.UU. para reaccionar ante la tragedia humana que constituyó el Huracán Katrina, este problema sigue siendo un problema interno de los Estados Unidos como bien pudo ocurrir o creo ocurrió ya en Venezuela. Aquí veo las declaraciones de Chávez como puro revanchismo político. Sin dejar de ser su pedido por un nuevo orden político internacional una idea muy atractiva y a lo mejor necesaria en estos tiempos.


Señor Presidente, se han creado más de 700 mil puestos de trabajo, reduciéndose el desempleo en 9 puntos porcentuales, todo esto en medio de agresiones internas y externas, que incluyeron un golpe militar facturado en Washington, y un golpe petrolero facturado también en Washington, pese a las conspiraciones, a las calumnias del poder mediático, y la permanente amenaza del imperio y sus aliados, que hasta estimula el magnicidio. El único país donde una persona se puede dar el lujo de pedir el magnicidio de un Jefe de Estado, es Estados Unidos, como ocurrió hace poco con un reverendo llamado, Patt Robertson muy amigo de la Casa Blanca : pidió públicamente ante el mundo mi asesinato y anda libre, ¡ese es un delito internacional!, ¡terrorismo internacional!

Pues bien, nosotros lucharemos por Venezuela, por la integración latinoamericana y por el mundo.

Reafirmamos aquí en este salón nuestra infinita fe en el hombre, hoy sediento de paz y de justicia para sobrevivir como especie. Simón Bolívar, padre de nuestra Patria y guía de nuestra Revolución, juró no dar descanso a su brazo, ni reposo a su alma, hasta ver a la América libre. No demos nosotros descanso a nuestros brazos, ni reposo a nuestras almas hasta salvar la humanidad.

Señores, muchísimas gracias.


Nuevamente sin estar en conocimiento total de los problemas internos de los hermanos venezolanos bajo el régimen del Presidente Chávez, creo que en este discurso ha expuesto puntos muy concisos e ideas como el nuevo orden internacional y el cambio de sede de la ONU, muy interesantes, además de la dura critica a este organismo y a Washington; todo lo contrario al discurso del Presidente Palacio el cual fue demasiado blando y se limito a mencionar el nuevo orden político internacional solo en su introducción y luego redundo en las cosas que ha hecho o intentado hacer en su corto gobierno.

PD: Las letras en cursivas son de mi autoría. Para leer el discurso complete del Presidente venezolano Hugo Chávez, hacer un clic en el siguiente enlace.


Keywords: Politíca, Hugo Chávez, ONU.