Thursday, September 15, 2005

"La Politíca es Buena"


He tratado de que el contenido de este blog sea variado para gusto de todos. He tratado de utilizar este blog, para dar a conocer mi ciudad, nuestras tradiciones, costumbres y una que otra acividad que realizamos durante las festividades.

He hablado de acontecimientos y decesos que han provocado sentimientos profundos en mí y espero en ustedes también.

Por ultimo he compartido un poco de humor. “Esta bien empezar con humor los lunes”, me decía en un comentario Luunna, y es verdad nunca esta por demás un poco de alegría y risas en esta vida.

Pero siento necesario en este momento volver a las raíces, a los motivos por los cuales este blog tiene vida -mi enorme pasión por la política. Si la política! Esa misma palabra, que cuando la encontramos nos produce rencor y repudio. Y es que a tanto ha llegado nuestra apatía y desprecio hacia los gobiernos que nos han representado en estas ultimas tres décadas de democracia, que estos mismos han sido capaces de provocarnos repudio ante un principio democrático esencial como es la política.

Pero tengo una pasión por la política, en especial por la política de mi país, por que soy un firme creyente de que esta es el arma que necesitamos para progresar y desarrollarnos.

Tristemente en estos días leía las aseveraciones y con argumentos de unos compatriotas que nos dilucidaban cuan secuestrado por los políticos estamos. Personajes a los que a los que no los llamaría políticos por el respeto que le tengo a esa palabra sino politiqueros que hacen y deshacen leyes y códigos de éticas. Leía también las ironías de la vida y como los tristemente celebres “padres de la patria” trabajan 10 veces menos que cualquier ecuatoriano promedio y ganan 20 veces mas. Luego me sumergía en el mundo de la reflexión y la especulación acerca de la situación que vive mi país y de los acontecimientos que se vendrían a futuro al igual que mis compatriotas me sentía perdido, me sentía inseguro acerca de nuestro futuro.

Pero en los mismos posts, y en los comentarios veía esperanza, esperanza que salía de los corazones de quienes amamos nuestra patria.

Y tomo las palabras de Xica, “No necesitamos ni una 'Asamblea Constituyente' ni 'Refundar la República' [...] Necesitamos cambiar de mentalidad, nosotros; y dejar de darles de comer a los políticos, no tomarlos en cuenta, y ya.” Y es que es la verdad nuestro país no necesita crear nuevas leyes sino dejar de “interpretar” las que tenemos para beneficios personales y en lugar caminar con ellas de acuerdo a las necesidades y exigencias de una sociedad en movimiento.

La política es buena, diría un gran profesor acá en la Universidad en mi primer día de clases, y desde ese instante mi convicción ha seguido acrecentando. Y es que a través de la política es como podemos cambiar nuestro país, pero sin politiquería. Nuestro país necesita implementar una política que realmente ayude mantener el orden y gestione recursos para el desarrollo social, económico y jurídico nacional. Una política que no permita que los grandes hurtadores de la heredad nacional y deudores de la banca sigan sueltos. Una política que proteja a los abandonados sociales, a los niños huérfanos, a las madres solteras, a los ancianos olvidados, a los pobres relegados. Una política que suministre los recursos necesarios a las pequeñas empresas del país como a las grandes. Pero sobretodo una política que reconozca la gran importancia de la educación como base para el desarrollo estable, ecuánime e integro de mi patria pequeña... que la quiero Grande.

Y es que acaso la corrupción, la miseria, la explotación, la desigualdad, la falta de fraternidad y la ignorancia no son el calvario de una vida carente de justicia y derecho, de una vida con un sistema político fallido. Entonces empecemos simplemente por facilitar a nuestros hijos lo que por derecho básico les corresponde –educación. Para formar hombres buenos, libres, enamorados de la honestidad, la responsabilidad, la libertad, la justicia, la lealtad, la solidaridad, la bondad, el amor, y la paz. Y así algún día poder reconocer y otorgar el valor a la política como arte necesario y esencial para conducir la nación en armonía.


Imagen: extraída de la página de Gisela.

Keywords: Politíca, Politiquería, Ecuador.