Monday, September 04, 2006

Una elección electrónica para el Yamor


Tomado de El Comercio
Redacción Cultura

Su creatividad concibió la partitura de ‘Nada como Otavalo’, en una gran arpa hecha de rayos láser. Los haces de luz del curioso instrumento se proyectaron a lo largo del Coliseo durante cerca de 30 minutos. Un rotundo silencio reinó en el lugar.

Jonny Oña, conocido profesionalmente como Dinjeneer, se llevó los aplausos del público con su peculiar forma de mezclar la música nacional con los acordes electrónicos, durante la elección de la Reina del Yamor 2006.

El acto convocó a cerca de 2 000 personas la noche del sábado pasado. La elección contó sólo con artistas otavaleños. Y es que, a criterio de los organizadores, en ningún otro lugar se utiliza un ‘staff’ de artistas, coreógrafos, músicos, intérpretes de una misma ciudad. “La fiesta tiene que celebrarse con nuestro propio talento, tenemos tanto que enseñar al país”, dijo Galo Santillán, productor del acto que costó USD 30 000.

En la elección de la soberana otavaleña no se escatimó recurso alguno. 25 niños y jóvenes, convocados por los coreógrafos Nelson Parra y Diego Luna de Vizú, quienes han trabajado en la elección de la Reina de Quito ya por tres años, produjeron cinco coreografías andinas y contemporáneas. Max Cattan, reconocido productor, asesoró la elección en iluminación, sonido y escenografías. El grupo Sarance, recreó el origen de la tradición de la fiesta.

Las siete candidatas tuvieron todo listo para lucirse en la pasarela. Participaron Andrea Valencia, Diana Esparza, Kathia Buitrón, Carla Echeverría, María Cristina Cisneros, Alexandra Albuja y Jessica Robles, quienes tuvieron tres presentaciones; en traje semi formal, étnico y formal.

El jurado estuvo conformado por la diseñadora quiteña Renata Jalk Robens, el Medallista Olímpico Jefferson Pérez, Tamara Morejón, reina de Cañar, entre otras personalidades de la ciudad. “La fiesta del Yamor es prueba de nuestra interculturalidad, de nuestras tradiciones vivas, aquellas que se convierten en soportes para aferrarnos”, declaró Pérez.

Cuatro horas y media duró el ‘show’, animado por el grupo Punto G, que reunió para esta festividad a interpretes sinfónicos, de pop, rock y reggaeton de entre 16 y 29 años. Al final una ganadora, Carla Echeverría fue designada Reina del Yamor 2006. La banda de pueblo encendió la fiesta y los asistentes comenzaron a bailar.

Dinjeneer tuvo otra oportunidad para demostrar su versatilidad.